Concierto de Gregory Porter: ¿y todas esas caras de felicidad?

Madrid, 26 de Noviembre, Las notas, inquietas dentro del papel pautado, crecen y alcanzan su plenitud cuando, por fin, consiguen dejar su habitación, que es el pentagrama, para conocer el mundo infinito de los sonidos. Nosotros, receptores de sus andanzas, nos amoldamos a sus inesperados requiebros, ondas sónicas que pululan por el aire como mariposas…