Tributo a Leonard Cohen: No quise intuir nada, no quise verlo más oscuro.

  Esa mañana, nada más levantarme de la cama y encender mi teléfono móvil, recibí un mensaje de texto: “Tete, te has enterado ya? Ha muerto Leonard Cohen.” … Cuando sonaban en la radio los primeros acordes y las voces, mayoritariamente femeninas, del estribillo sin letra de “Dance me to the end of love“, mi madre…

Tributo a David Bowie: Mi vida con él.

Gracias por la compañía. Mi primer encontronazo con David Bowie sucedió en 1987, casi seguro, cuando mi amigo Luis Flores y yo alquilamos la película “Dentro del laberinto” (“Labyrinth“) en VHS. Yo tenía casi 12 años, mi amigo Lucho incluso menos. La película estaba muy bien (y lo sigue estando), pero lo que más nos…

Tributo a B.B. King: Mejor que lo cuente él en una canción.

Riley King creció entre algodones. Cantó espirituales con su madre. Y consiguió su primera guitarra a los 12 años. Riley King aprendió el blues con su primo Bukka White y se curtió tocando en los garitos de Beale Street, en Memphis. Fue The Blues Boy from Beale Street, más tarde Blues Boy King y, finalmente,…

Tributo a Joe Cocker: siempre quise una “air guitar” como la suya.

Fijo que el empleado del videoclub nos lanzó media sonrisa y fijo que nosotros, cuando llegamos al mostrador con la película en la mano, nos sonrojamos. Vimos “9 semanas y media” una tarde de invierno tratando de recopilar todos los cojines que pudimos para ponerlos en el regazo y así disimular. Un revuelo como el…