JORGE DREXLER “Salvavidas de hielo”: El tono y la guitarra.

jorge_drexler_salvavidas_de_hielo-portada

Calificación: * * * *

Sello: Warner Music Spain

Año: 2017

El tono se busca. Se encuentra o no aparece. Se tiene o no interesa.

El tono no es la materia prima, pero va ligado a la esencia de la creación. La casualidad también, pero a esa hay que rondarla con insistencia.

Jorge Drexler puede pasar por ser un estupendo letrista y un magnífico conocedor de la mejor tradición musical latina, pero más allá de estos superlativos parámetros que constituyen al artista está la inquietud, el mejor de todos ellos.

Cada disco nuevo de Drexler busca el reto de la aventura e intenta la translación generosa de los fundamentos vitales a los musicales. Y decimos intenta porque suponemos que la hazaña del explorador no tiene por qué llegar a todo el mundo de la misma manera.

El primer Drexler, el de Montevideo, compaginaba su carrera como médico con su carrera como cantautor. El segundo (el tercero, el cuarto, qué más da) Drexler, el de Madrid, abandonó la medicina y, paulatinamente, fue encontrando el tono… musical.

La progresión, iniciada desde “Frontera” (de 1999), acapara el vasto universo de búsquedas y desencuentros: de repente recibiendo el Óscar de manos de Prince (al otro lado del Atlántico), componiendo a la vera de un faro (disfrutando de esos 12 segundos de oscuridad) o bailando en la cueva (sin saber qué hacer con dos universos paralelos).

Casualidades.

Esta vez el reto es la guitarra y todo lo que de ella se puede extraer. Tocar, rasgar, golpear. Es un reto que puede parecer austero (sin menoscabo de la guitarra) pero que en las quiméricas manos de Carles “Campi” Campón (productor) y del propio Drexler se convierte en esparcimiento brutal. No sólo es la sonoridad, también es la riqueza. “Salvavidas de hielo” es consecuente con la trayectoria del malabarista: la clave del reto es que el reto se sepa pero apenas se note.

Y luego están las palabras, ay, las palabras, que sí, que se notan, que permanecen, que son: mariposas, sueños, polen, sed, río, etc. Palabras en recurrencia que traspasan la frontera del surco o del libreto impreso. Palabras en “Movimiento”, a la vez resumen y anhelo.

Puede que “Silencio” y “Telefonía” sean las dos caras de una misma moneda. Dicotomía de ésta, nuestra Edad de Deshielo. Elegía y ritual después de la dignidad perdida: “Despedir a los glaciares” asume el desastre y brinda por todo lo que no hemos hecho. Es un funeral por anticipado.

Oficio de brujo: “Quimera” es el conjuro íntimo, personal y, sobre todo, festivo para que los “Abracadabras” hagan efecto. Al final a quien se invoca es a la Fiesta.

En “Asilo” el arrebato de amor se desdobla (la chilena Mon Laferte pegada a Drexler) para hacerse un solo canto contra la tormenta (en un desliz se nos cuela una canción de Dylan) y la guitarra echando más leña al fuego.

Resulta sincera y espontánea (otro arrebato) la dedicatoria a Joaquín Sabina en “Pongamos que hablo de Martínez”. Demiurgo, detonante del segundo Drexler (del tercero, del cuarto, qué más da), que entre deudas, risas y hazañas despliega sus alas nocturnas de generosidad. Y Drexler cimentando la leyenda.

Estalactitas” es la crónica ochentera de un descubrimiento adolescente: la belleza. Entre los na, na, na, na, na, na, na, na, na, nas está el espacio necesario para tirar de los recuerdos.

Asoma la audacia del flirteo (nocturno, ancestral y discotequero) por las células del azar en “Mandato“. ¿Cómo algo tan sutil puede estar tan perfectamente calculado?

Queda el contraste o la improbable comunión del fuego con la herida. De eso va la canción “Salvavidas de hielo“: Amores eternos que duran lo que dura un corto invierno*

Casualidades o no, mientras algunos se pasan los discos buscando, otros, a pesar de haberlo encontrado, prefieren seguir indagando.

Inquietud.

Insistencia.

* de la canción de Joaquín Sabina, “Amores eternos”, de 1987.

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s