mycrosurcos

Leonard Cohen “You want it darker”: El dolor, el placer y la frase justa.

leonard-cohen

Calificación: * * * * 1/2

Sello: Columbia/Sony Music

Año: 2016

Leonard Cohen es tan etéreo como la brisa que eriza la piel. Leonard Cohen es más humano que Bob Dylan porque uno encuentra antes la salida en sus laberintos de versos que en los del reciente Premio Nobel. Y porque sonríe más, eso está claro. Leonard Cohen empezó tarde y, desde entonces, nunca tuvo prisa. Leonard Cohen fue escritor, poeta antes que cantante y eso no resta un ápice de importancia a su música. Leonard Cohen recita, musita, rapea, susurra, se presta a ser el Maestro de los descreídos y los profanos, pecadores de las contadas ocasiones que necesitamos sus augurios como el café de las mañanas.

You want it darker” es el café y la fruta; la verdura y la cerveza; el pescado y la carne. Es un reflejo y una ventana. Es, primero el dolor, después el placer y, al final, la frase justa. Supone, además, el crecimiento imponderable de alguien que, con un tamaño ya descomunal, es capaz de superar la proeza de “Old ideas” (2012) y “Popular problems” (2014). Vuelve a estar involucrado Patrick Leonard, socio desde “Old ideas” y, por vez primera, el hijo de Leonard, Adam, que aporta una producción sensata y más cálida a las habituales atmósferas maqueteras (entrañables en su fragilidad desde los años 80) de los teclados y los arreglos de cuerda. Cuenta Cohen, en el libreto interior del disco, que el dolor (asociado a lesiones de espalda y a otras desagradables apariciones) fue el principal causante de que tanto él como Patrick Leonard dejaran a medio terminar el proyecto de lo que iba a ser un nuevo álbum. Consciente de que la clave de la recuperación no estaba tanto en la postración o el reposo sino, todo lo contrario, en la vuelta al trabajo, Adam cogió las riendas del proyecto inacabado para ayudar a su padre a terminarlo. “You want it darker” no se retuerce en busca de giros inesperados, su oscuridad se abraza a unos patrones Cohen (la coherencia de la genética encuentra su sitio entre la justicia y la poética) que, en este caso, duplican sus virtudes en varios apartados. Por un lado, los cantos de sirena que siempre se abrieron paso a través de la lluvia de balas también están aquí. Efímeras voces femeninas que condimentan con ternura, para consuelo de la nostalgia (maquetera), “On the level“, “Traveling light” y “Steer your way” en un acto de redención y milagro. Por otro lado, la solemnidad masculina (del coro de la Sinagoga de la Congreación Shaar Hashomayim de Montreal) que abre el álbum y que extrae de la decepción (“It seemed the better way“) y los pensamientos negativos la ansiedad y la desidia, culpables del asesinato de la llama.

Como banda sonora triste y emocionada de un acuerdo, entre el blues y las tinieblas; entre la virtud y el pecado; entre Dios y Eva; entre un buzuki y un violín; entre un Altar y un Centro Comercial; entre Leonard y nosotros; “You want it darker” no tiene espacio en el tiempo ni modelo cósmico sin un punto de vista. Por eso mismo, en contra de las tesis catastrofistas (“I’m out of the game“), empeñados como estamos estos días en escuchar todo el rato despedidas (“It’s au revoir“), lo que ha hecho otra vez Leonard Cohen, cantando sentado, es no bajar la guardia sino cambiarla. Desde ya, a la espera estamos de la secuela para saber en qué ha quedado el trato.

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

algunos temas contrastando con el solemne coro masculino de la Sinagoga de Montreal que abre el álbum.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en noviembre 2, 2016 por en La opinión de mycrosurcos y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: