mycrosurcos

THE SHIRELLES II ( y último): Sin dudar, os amaremos siempre.

Hablando de ilusión, inercias y top 40.

La repercusión de “Tonight’s the night” en el mercado sirvió como reclamo para que los compositores de canciones pop con mayor proyección de la época (parte del colectivo que formaba y daba sentido al Brill Building) tuvieran en mente a The Shirelles a la hora de fabricar sus éxitos. Comenzaron a llegar montañas de canciones a las oficinas de Specter Records que tanto Florence como Dixon intentaban filtrar con buen criterio para sus artistas. El productor y editor musical, Don Kirshner, dueño de Aldon Music (junto a Al Nevins), se propuso diseñar un tema que fuera el éxito definitivo para las cuatro chicas de moda de Specter Records. Trabajaban Don Kishner con Carole King y Gerry Goffin.en Aldon Music jóvenes y talentosos compositores, entre ellos, Carole King y su marido Gerry Goffin, que fueron elegidos por Kirshner para componer el que sería el mayor éxito de The Shirelles y el primero de una larga serie de ellos para la talentosa pareja de compositores. Goffin y King, una vez terminada la canción, a la que pusieron el título de “Tomorrow“, le presentaron a Kirshner una demo, cantada por Carole King al piano, que éste, entusiasmado, decidió ofrecer, antes que a The Shirelles, a Columbia Records para que formara parte del repertorio de Johnny Mathis. A Mitch Miller, encargado del departamento artístico (A&R) de Columbia, no le convenció demasiado la canción. Le parecía, sobre todo por la letra, que tenía más sentido que la cantara una chica y declinó la oferta de Kirshner. Fue Tony Orlando, el cantante de The Five Gents, un descubrimiento del propio Don Kirshner, el que después de saber de la existencia del tema quiso grabarlo en solitario. Kirshner, quizá escarmentado por la experiencia con Johnny Mathis, prefirió que, tal y como estaba pensado desde el principio, el tema lo grabaran The Shirelles.

Para terminar de enredar la cosa, The Shirelles, cuando escucharon la demo de Carole King, tampoco quedaron muy satisfechas. Decían que la canción sonaba muy blanquita (“muy country and western“, según Shirley), muy poco doo-wop, que no era su estilo. Luther Dixon, rapaz e intuitivo, no quiso que semejante joyita se les escapara, después de las vueltas que había dado, y convenció a las chicas para que la grabaran, tratando de llevarla a su terreno: El eco, la languidez y los imbatibles arreglos (de la propia Carole King, que también toca los timbales en la grabación definitiva) hicieron que “Tomorrow” sonara atemporal, inmensa y legendaria en la versión de The Shirelles.

La canción apareció en el mercado en noviembre de 1960, alcanzando, a pesar de la explícita intensidad de la letra para ser radiada, el primer puesto de las listas americanas, el 4 en las del Reino Unido. En la primera tirada su título seguía siendo “Tomorrow“, pero hubo que cambiarlo en posteriores ediciones, ante la unánime insistencia de los locutores que siempre que la pinchaban la presentaban como “Will you love me tomorrow“.

No fue, contrariamente a lo que en muchos sitios se ha escrito, el primer número 1 de un grupo femenino de música pop. Tal honor recaía en  The McGuire Sisters que en los 50 habían conseguido dos números 1 con “Sincerely” (en el 55) yThe Mcguire Sisters.Sugartime” (en 1958). Lo que sí cabe atribuir a “Will you love me tomorrow“, para ser más exactos, es el logro de haber sido el primer disco de un grupo de chicas negras en alcanzar el número 1 de las listas. Una proeza que marcaría la senda del sonido americano de los 60: un sonido negro fabricado para un público blanco. La Motown en los años siguientes (primacía y números uno), elevaría a su máxima expresión ese concepto. La cara B de “Will you love me tomorrow” estaba formada por “Boys“, un agitado twist, escrito por Luther Dixon junto a Wes Farrell, en el que sonaba el expeditivo saxofón de King Curtis. Una canción que The Beatles, cantada por Ringo, asalvajaron para su álbum de debut, “Please please me“, tres años más tarde.

Aprovechando el impresionante éxito de “Will you love me tomorrow“, Decca reedita en febrero de 1961 dos temas que ya habían sido cara A en 1958: “I met him on Sunday” (con la pequeña variación de suprimir el determinante delante del Sunday en el título) y “My love is a charm“, extraído del segundo sencillo de la etapa Decca, en la otra cara. En marzo de 1961, Florence y Dixon editan el larga duraciónTonight’s the night“, un compendio de temas de éxito que The Shirelles ya habían grabado entre 1959 y 1960, más algunos temas nuevos. Con la salida del álbum, se reedita en single la tremenda “Dedicated to the one I love” (con “Look a here baby” en la otra cara) que alcanza esta vez el puesto 3 de las listas. “Tonight’s the night“, el álbum, es un oportunísimo recopilatorio, cierto, pero tiene el encanto de la retrospectiva para poder situar en su justa medida la evolución del cuarteto. Además, incluía una bellísima pieza de swing, “Unlucky“, grabada en 1960 por The Shirelles y que Dionne Warwick adoptaría en 1963 para su álbum de debut, “Presenting Dionne Warwick“.

Mama said/Blue Holiday” conforman el siguiente single de éxito (alcanza el puesto 4 de las listas). “Mama said“, de nuevo escrita por Luther, esta vez junto a Willie Denson, es un tema que Brian Wilson amaba profundamente. De hecho, acabaría incluyéndolo en una producción suya, el álbum de debut de Spring (o American Spring). Un dúo formado por las hermanas Diane y Marilyn (esta última, esposa de Brian en esos años).

A mediados de 1961 sale al mercado el segundo largo de las de New Jersey, “The Shirelles sing to trumpets and strings“, recurriendo a la misma estrategia que la ya utilizada en el disco de debut, incluyendo temas ya grabados, editados como single (está “Mama said“) y nuevas referencias para completar la duración estándar del formato LP. Sin llegar a ser un álbum memorable, no hay que dejar de hacer mención a lo bonitas que son “My willow tree” y “What’s mine is yours“; a la extrañísima elegancia de “Rainbow Valley” (con ese imprevisible fundido un minuto antes del final de la canción) o a la eficaz pericia de Dixon (con Chuck Jackson) para fabricar un más que evidente single que jamás salió como tal, “I don’t want to cry“.

What a sweet thing that was/A thing of the past” (la cara A, una canción escrita por Goffin y King, que ya estaba incluida  en “The Shirelles sing to trumpets and strings“), “Big John (Ain’t you gonna marry me)/Twenty-one“; y “Baby it’s you/The things I want to hear (pretty words)“, completan la sucesión de singles que The Shirelles lanzan a lo largo de 1961.

Baby it’s you“, compuesta por el grandísimo Burt Bacharach (por entonces en la onda de Specter Records, discográfica de las canciones que comenzaba a escribirle a Dionne Warwick) junto a Luther Dixon (firmando con el seudónimo de Barney Williams) y Mack David (hermano de Hal, mano derecha de Bacharach en gran parte de su posterior y monumental cancionero), alcanzó el puesto 8 de las listas (el 3 en las de rhythm’n’blues) y es el segundo (¡¡¡2 temas de The Shirelles en un disco Beatle!!!) de los temas que The Beatles versionaron en su primer LP, “Please please me“, de 1963.

En marzo del 62 se edita la balada “Soldier boy“, una canción de despedida. Una declaración de amor eterno en Bellas, radiantes. The Shirelles.tiempos de guerra. Compuesta por Florence y Dixon, el single supone el segundo (y último) número 1 de las Shirelles en toda su carrera (llegó hasta el puesto 3 en las listas de R&B). “Love is a swinging thing“, un rock’n’roll que fusila sin piedad el arranque del “What’d I say” de Ray Charles, completa la otra cara del sencillo.

A lo largo de ese año 62 The Shirelles lanzan el LP “Give a twist party“, una abrasiva joya de twist and roll, junto al saxofonista King Curtis que bien merece ser rescatada del olvido. De ese álbum “Welcome home, baby/Mama, here comes the bride” salen como single en junio de 1962. La cara A alcanza el puesto 22 (el 20 en la lista de R&B). La cara B el 104.

It’s love that really counts (in the long run)/Stop the music“, la primera, una apasionada composición de Burt Bacharach y Hal David;  y “Everybody loves a lover/I don’t think so“, completan los singles de The Shirelles en el año 1962.

En 1963 Luther Dixon abandona Specter tentado por Capitol Records que le ofrece la oportunidad de crear suSingle de propio sello, Ludix Records. “Foolish little girl/Not for all the money in the world” es, si exceptuamos el crédito compositivo en varias canciones de la etapa Specter post Dixon de The Shirelles, la última producción en la que Dixon se implica con las chicas, aunque “Foolish little girl“, que llega hasta el puesto 4 de las listas (el último top 20 de The Shirelles), en este caso, no está producida por él sino por Stan Green.

Con la marcha de Luther Dixon el repertorio, irremediablemente, se empobrece, echándose en falta un mayor criterio en la selección.

El magnetismo se desvanece.

En ocasiones Dionne Warwick tiene que sustituir a Shirley Owens y a Doris Coley cuando éstas, por compromisos familiares, deciden abandonar las giras. The Shirelles, incluso, se ven inmersas en batallas legales con Specter Records por temas de derechos de autor. Problemas que finalmente solucionan, llegando a un gran acuerdo con Florence.

Es el inicio de una serena decadencia.

Las pioneras ven amenazado su reinado por las alumnas más aventajadas (The Dixie Cups, The Chiffons, The Supremes, The Crystals, The Ronettes) que pulen y, a veces, hasta mejoran el sonido de The Shirelles. Por otro lado, el mercado, inquieto, empieza a expandirse con la llegada de las bandas británicas, espoleadas por la proyección imparable de cuatro chicos de Liverpool que amenazan seriamente con copar las listas americanas y revolucionar la música popular en todo el planeta.

En 1967 las Shirelles lanzan el último y sorpresivo single en Specter Records, “Last minute miracle/No doubt about it“. Dos increíbles canciones (“No doubt about it” lleva la firma de Dixon) de puro y duro Northern Soul, que alcanza el puesto 99.

Muy Grandes The Shirelles.

En 1968 Doris Coley deja la banda, aunque Shirley, Addie y Beverly continúan actuando y sacando material. En 1969, con la formación de trío, vuelven a las andadas y firman los discos como Shirley and The Shirelles. En 1970 cambian, otra vez, a The Shirelles. En 1975 regresa Doris, aunque esta vez se marcha Shirley para probar suerte con su carrera en solitario.

En los 90 cada una de ellas se cree con derecho para poder utilizar el nombre (al parecer, sólo Beverly tenía la propiedad de la marca registrada) y hace, a la medida, su propia formación de The Shirelles para actuar en las galas.

En 1996 son admitidas en el Rock and Roll Hall of Fame, junto a Gladys Knight and The Pips.

Digresión 2. Epílogo:

Una tarde cualquiera en ese cuartel general que es mi cuarto. En plena vorágine de sonidos. Con la necesidad de dar con la clave del disco ideal con el que pasar esa tarde, cualquier tarde. Pensando en Carole King, en Gerry Goffin, en la época dorada de los creadores. En ese preciso instante, justo cuando “Will you love me tomorrow” se enreda en el cerebro y se acomoda entre la pereza y el final del verano. De carambola, entonces, aparecen ellas. Se convierten en el recurso y la necesidad. The Shirelles encadenan de repente en mi reproductor de cd’s un jitazo tras otro: “Will you love me tomorrow“, “Soldier boy“, “Dedicated to the one I love“, “Baby it’s you“, “Love is a swingin’ thing“… sin dar crédito a la mala memoria, al injusto olvido, a la falta de ganas, de tiempo, de lo que sea. Desempolvando ese viejo sonido como la piedra filosofal de casi todo lo que escuchamos ahora. De casi todo lo que me gusta.

Así nace este post, por tanto, desde la intensidad, como reconocimiento a la (todavía ingenua) sabiduría de aquellas bandas, aquellos colectivos, reyes midas de la industria, productores y compositores que, sin saberlo, inventaron una forma de entender la música popular, la música negra en particular, derrumbando muros estéticos, artísticos, líricos y sociales.

Gracias por todo, chicas, y…

… Doo ronde ronde ronde pa pa
Doo ronde ronde ronde pa pa
Doo ronde ronde ronde pa pa
Doo oo oo oo ooo!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: