mycrosurcos

Los 20 mycrosurcos de 2014: 1ª PARTE (Álbumes del 20 al 11).

20. BART DAVENPORT “Physical world”

artwork_hires

Lo mejor de Bart Davenport es que hace lo que le viene en gana. Igual no se come muchos colines (comercialmente hablando, claro), pero sus discos suenan divertidos y libres de presiones. Es capaz de hacer canciones pegadizas y sencillas que no revolucionarán el panorama musical, de acuerdo, pero que tienen la efectiva cualidad de resultar la mar de divertidas, que, no nos olvidemos, para eso también se inventó el pop. Y si además resulta que hace una de las mejores canciones del año (“Fuck fame“)… pues, para qué pedir más.

*

19. PAOLO CONTE “Snob”

ep006715_1

Paolo Conte tira de oficio y nos regala 15 canciones que, en cierta manera, resumen su carrera (de más de 50 años), como si fueran unos grandes éxitos. Porque el cancionero que compone este “Snob” es un collage elegante y juguetón de estilos: del vals al swing, del jazz a los ritmos latinos… pasando por sus baladas tristes y socarronas. Coloreando el minimalismo (en esto también coincide con su colega Leonard Cohen) con su característico piano alocado (la técnica de Bola de Nieve) o impresionista (la de su amado Erik Satie) y una voz que, ora simula un instrumento de viento, ora chapurrea en español, se está volviendo cada vez más perruna. Conte ha hecho un álbum impecable que nos hace mirar hacia atrás con una amplia sonrisa. Y hacia delante con admiración. Y si no, escuchad hasta caer rendidos esa obra maestra que es “Ballerina“.

*

18. WILCO JOHNSON/ROGER DLATREY “Going back home”

Going_Back_Home

Puro divertimento blues de dos viejos camaradas que en su afán por atrapar el tiempo, acaban por revolcarse en él. Enérgico frontman de The Who uno, abrasador guitarrista de Dr. Feelgood el otro; ambos, en definitiva, leyenda viva (y coleante) del rock y el rhythm and blues británicos, unen su entusiasmo en rescatar viejos temas de Wilko Johnson (con su banda o en solitario), incluído un inédito, “Turned 21“, y una versión de Dylan, “Can you please crawl out your window“. Han pasado casi 40 años, pero cómo siguen sonando estos dos condenados. Gozoso.

*

17. NACHO VEGAS “Resituación”

resituacion-nacho-vegas

Nacho Vegas cae en la tentación de abrazar la causa social y, lo mejor de todo, es que no es para tanto. Aún confesional, pero más expansivo de lo habitual, el gijonés radiografía el mundo que le circunda con cierta retranca, utilizando las referencias musicales que tato le gustan: Dylan, Cohen, Cave y el folk asturiano. Letrista formidable, se la juega cuando se adentra sin tapujos en los juegos de palabras, las comparaciones y en los nombres propios. Descarado, sin rubor, trata de encontrar, y lo consigue, el estribillo inmediato, ese que entra a la primera y que tan bien le suele salir. Tan desbocado como siempre, Nacho Vegas no renuncia a la verborrea que le proporcionan los delirios provocados por los sueños y la imaginación.

*

16. FOXYGEN  “…And star power”

jag252.11298

Vale, este “…And star power” es una salvajada de una hora y veinte minutos de duración en la frontera entre lo mejor y lo peor del año. Son prácticamente 24 no-canciones, exceptuando los dos singles, “How can you really” y “Coulda been my love“, que ponen a prueba nuestra paciencia y la capacidad de asimilación de la fugacidad. Tercos, cabezones, se creen iluminados por el ángel de la guarda de Todd Rundgren, metiéndose (metiéndonos) en un berenjenal, en una orgía caótica que a mycrosurcos, como ocurre siempre que tenemos delante algo diferente, nos parece de lo más sugestiva. Ruidismo y psicodelia impostada entre destellos, esbozos, de ideas maravillosas.

*

15. MAC DEMARCO “Salad days”

e5fd714d

No sabemos si Mac DeMarco se hace el desquiciado o simplemente se quedó así después de una pelea en el instituto. El canadiense vende una imagen gamberra y punkarra que contrasta con la mal disimulada elegancia de sus composiciones. Piezas pop hermosísimas con certeros punteos lisérgicos de guitarra que inquietan y enganchan por igual. Apuntando hacia nuevos y muy interesantes caminos (mucho cuidado con esa estupenda “Chamber of reflection“), “Salad days” es un álbum extrañamente luminoso que va a la contra del personaje (o al revés) sin que la suciedad adolescente se cargue unas canciones más que interesantes. Lejos del bochorno, bendito fraude de doble personalidad.

*

14. REIGNING SOUND “Shattered”

10_700_700_470_reigningsound_900px

Liderados por Greg Cartwright, todo un veterano de la escena garajera de Memphis, los Reigning Sound llevan desde el 2001 haciendo discazos en los que no se cortan un pelo a la hora de tirar de un repertorio fogoso, cargado con dinamita de los 60: rock’n’roll, soul, rhythm ‘n’ blues… Con una voz infecciosa, Cartwright ejecuta 11 piezas que alternan al cazurro y al seductor en una suerte de repertorio infalible para bailar pegados o a tu bola, beber cerveza en la barra o tener una buena charla con los amigos.

*

13. FLYING LOTUS “You’re dead!”

You're_Dead!

Flying Lotus no quiere hacer discos de canciones estándar, no. Con “You’re dead!” (algo parecido, pero desde otro lado, les pasa a Foxygen en su disco, reseñado más arriba) trata de escapar de la rutina de lo habitual y, aunque ya lo había hecho en anteriores entregas, su concepto de canción se limita a que el formato le exige finitud porque, por lo demás, no hay una canción que le interese dejarla terminada del todo (exceptuando “Never catch me“, “Dead man’s Tetris” y alguna otra, tal vez). Las texturas, áridas en apariencia, se hacen añicos después de las primeras escuchas. Su otrora coqueteo con el jazz se ha convertido ya en un consumado romance en lo que podemos definir como su luna de miel free-jazzectrónica. Así que, noqueados después de las nueve primeras miniaturas inclasificables, abrazamos la sensualidad de “Siren song“, que nos saca del desconcierto inicial y nos va llevando hasta una melodía demoníaca, no del todo desconocida, que nos pone en guardia para descubrir que una película de Darío Argento, con música de Morricone, se ha colado en el espíritu de este nuevo Flying Lotus. Para entonces, la sensación de estar ante un disco enorme es ya inevitable.

*

12. DAWN LANDES Bluebird”

Bluebird_CoverArt

Disco de ruptura y, por tanto, de exorcismos varios (“Try to make a fire burn again“, “Cry no more“). Comprometida con un sonido clásico de raíces country/folk americanas, Dawn Landes enlaza canciones tiernas sin más artificios que su voz majestuosa y una producción límpida, a cargo de la propia Landes y Thomas Bartlett, al margen de tendencias, que bordea y esquiva con buen gusto el preciosismo mainstream de unas composiciones deliciosas que nacen desde la soledad y la tristeza.

*

11. OWEN PALLETT “In conflict”

xin-conflict-1.jpg.pagespeed.ic.xkU5N_nPlp

El disco de Owen Pallett, “In conflict“, contiene una belleza serena que va evolucionando, cada vez que lo vuelves a escuchar, hasta que acaba por convertirse en un bellezón incontestable. Pallett no vacila a la hora de proponer un pop ampuloso de estructura libre, con estribillos escondidos o, directamente, sin ellos. Son pequeñas bandas sonoras cotidianas que glorifican las introducciones (el inicio de todas las canciones es espectacular) y la mágica convivencia entre las máquinas y la Czech Filmharmonic Orchestra. “In conflict” supone la progresión deseada de la música ambiental, en tiempos de corazones oxidados, hacia una música temperamental e incisiva.

*

Podéis deslizar el cursor y pinchar encima de las portadas para ver los vídeos.

(continuará)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: