mycrosurcos

PRINCE “Art Official Age” & 3RDEYEGIRL “Plectrum Electrum”: Prince empeñado en hacernos disfrutar con dos experiencias distintas.

4dd1caa9

Calificación: * * * *

Sello: NPG Records/Warner Bros.

Año: 2014

music-prince-3rd-eye-girl-plectrum-electrum-cover-artwork

Calificación: * * *

Sello: NPG Records/Warner Bros.

Año: 2014

Lo que le ha pasado a Prince, simple y llanamente, es que se ha ido haciendo mayor con nosotros. Delante de nosotros. Su peterpánica figura no se correspondía con el tiempo biológico que, sin embargo, influía de forma implacable sobre sus últimas divagaciones. Desde aquella triple locura llamada “Emancipation” sus discos no han dejado de sembrar dudas en comparación con la tremenda genialidad diseminada a lo largo de dos décadas. Envejecer no es la clave, pero sí ayuda a empatizar con el personaje, instalado desde hace algún tiempo en un planeta cada vez más distópico e impenetrable, creando música de espaldas al mercado, a las tendencias y a sus propios seguidores. No es que el tipo haya perdido su magnetismo, pero su inquebrantable cabezonería nos lo ha estado poniendo muy difícil para seguir amándole como al principio. No tiene cura, es su naturaleza.

Empeñado en descuidar sus magníficas cualidades musicales, sus últimos discos no terminaban de dar con la clave. A partes iguales, adolecían de falta de garra e inspiración. Demasiados cortocircuitos emocionales rondaban por sus canciones. Aún así, nosotros, esforzados, insatisfechos e incondicionales, cada vez que se anunciaba un producto nuevo de Prince teníamos la malsana excitación y la esperanza de que fuera “Sign ‘O’ the times“.

Vulnerable a pesar de su ego, el símbolo comenzó a dar síntomas de energías recuperadas el año pasado, cuando se puso a lanzar en la red temas a discreción con una nueva banda de chicas, 3RDEYEGIRL. Mundano y con perfil de Twitter su inquieta majestad esta vez, al menos, generaba renovadas expectativas musicales, sirviéndose de la pueril estrategia de inundar YouTube con tropecientos vídeos de actuaciones y canciones nuevas. Hasta que por fin, este 2014, las expectativas se han hecho carne.

Lo cierto es que Prince ya sonaba desfasado incluso cuando empezaba. Las referencias disco de sus primeros álbumes se quedaban en un limbo contradictorio y excitante (“Just as long as we’re together” de su primer álbum, “For you“, es toda una precursora de las primeras cumbres hasta llegar al LP “1999“), que iría depurándose hasta desembocar en un particular collage sonoro de electro-funk de aullidos desesperados, pop acaramelado con estribillos (casi) infantiles, baladas sexuales con jadeos pregrabados y medios tiempos fundacionales. No es de extrañar, por tanto, que en su particular huida de sí mismo, hacia ninguna parte, Prince saque a dar un garbeo sus últimas frustraciones en dos discos independientes sin pretender un mayor revoltijo en una única entrega.

PLECTRUMELECTRUM” es un disco para desfogarse, para escudarse de los hachazos. Es un disco placebo para fans y, sobre todo, para el propio Prince. Es rock’n’roll facilón para exorcizar pretensiones, para sentirse querido después de tomar ciertas decisiones desafortunadas. También es el delirio anacrónico de un guitarrista enorme con ideas desbocadas. Con la sensación del directo, lo mejor de “PLECTRUMELECTRUM” está en su primitivismo (“MARZ” es el ejemplo perfecto) y en el enorme placer que supone el descubrimiento de varios tesoros: “FIXURLIFEUP” es un jitazo macarra y encendido que dura demasiado poco. “PRETZELBODYLOGIC” caldea el ambiente con una introducción del estribillo a cappella muy original. “AINTTURNINROUND” es sucia e intimidante. Y “TICTACTOE” es MARAVILLOSA. Es sutil, dulce y redonda. Justo esa canción que esperas que te sorprenda en un disco de Prince.

FUNKNROLL” aparece por duplicado en los dos discos con la fortuita intención de dejar en evidencia lo mejor y lo peor de los dos conceptos que diferencian “PLECTRUMELECTRUM” de “ART OFFICIAL AGE“.

Si “PLECTRUMELECTRUM” es un álbum pretexto, “ART OFFICIAL AGE” es un álbum expansivo y, en cierta manera, ilusionante. Arranca con “ART OFFICIAL CAGE” como si no hubiera tiempo que perder. Es una canción inesperada, un enganche teatrero y exagerado para que el oyente no pueda reaccionar. No vaya a ser que tenga debilidades o empiece con dudas. Un compendio de todos los excesos, de todas las florituras en las canciones de Club de Prince. Podría ser, perfectamente, una canción eurovisiva. No ganaría, claro.

Lo que viene a continuación se aproxima a la montaña rusa:

CLOUDS” es un medio tiempo lúbrico, con una interrupción femenina (Lianne La Havas) que recuerda los tiempos de “Diamonds and Pearls“. Deliciosa y evocadora.

Amando como amamos a los neuróticos de libro, “BREAKDOWN” resulta ser la sincera confesión del arrepentido, antes de ayer, como quién dice, Príncipe de los Excesos. Quintaesencia de un “lento” Prince con rayos láser de tristeza (alucinantes) silbándonos las orejas y el mítico falsete con el que rasgarse las vestiduras en un final muy perruno.

¿Prince quitándose importancia?

THE GOLD STANDARD” no hubiera pasado el filtro de sus mejores álbumes, pero el efecto túnel del tiempo que provoca, nada más empezar a escucharla, te pone una sonrisilla de satisfacción tan idiota que hasta te hace parecer muy feliz. Alabados sean los artilugios que modulan y tratan la voz estilo Prince (y que no son el Auto-Tune.)

Con “U KNOW” llega el desconcierto. El rapeo sobre una base ajena (“Blinded” de Mila J) incita al Pole Dance, aunque no parece una canción habitual de Prince. Algo bueno debe estar haciendo el tipo si arqueamos las cejas (casi) ofendidos.

Dale, marciano, dale.

Podemos añorar el pasado. Echar de más lo que a través de los años se ha ido domesticando, pero lo que no podemos olvidar es que no todos están dotados para ese groove, el que perturba los sentidos de tal manera que puedes quedarte a vivir para siempre en el videoclip musical de “Cream“. “BREAKFAST CAN WAIT” puede estar sonando en bucle todo el día que siempre parecerá otra canción.

Los buenos son aquellos que saben dotar de matices a las composiciones más normalitas. “THIS COULD BE US” tiene el inexplicable tono de lo apetecible, el inconfundible y procaz falsete, otra vez, del truhán de los sentimientos, la maestría de la balada que parece un medio tiempo. Como curiosidad, cabe decir que esta canción está basada en un meme de Prince con Apollonia Kotero, un fotograma de la película “Purple Rain“, que circulaba con el título por la red.

WHAT IT FEELS LIKE” no tiene pegada, ni la necesita. Por si sola se esfumaría en el olvido, dentro del álbum tiene todo el sentido del mundo. Andy Allo es la chica.

Después del avituallamiento (“Affirmation I & II” con Lianne La Havas), “WAY BACK HOME” se sitúa en una dimensión extraña y conservadora. La debilidad mundana del converso. El Sumo Sacerdote volviendo al redil.

Ya dijimos que “FUNKNROLL” aparece en los dos discos aunque asumiendo la personalidad propia del álbum en el que está incluida. La de “ART OFFICIAL AGE” en comparación con la de “PLECTRUMELECTRUM” (empiezan igual) es una canción elástica, pasada de vueltas. Es infecciosa hasta el punto del minimalismo tribal, al principio, y del salvajismo inconformista en la apoteosis del baile, en el último tramo.

Sobre una base de dulce oscuridad funky, Andy Allo vuelve a darle la réplica a Prince en “TIME“. Generosa con los punteos de un musculoso bajo eléctrico, se cuelan lejanas referencias en los arreglos de aquellos sonidos tan peculiares utilizados en “Around the world in a day“. La canción tiene tanto rollo que puede durar todo el invierno.

La coda final, “Affirmation III“, remite a la letra de “WAY BACK HOME” entre sutilezas orquestales y las mágicas voces de Andy Allo y Lianne La Havas. El resumen celestial, como una exuberante fantasía o el dulce despertar de un sueño, de un disco (bastante) excitante, (a su manera) arriesgado y (muy) disfrutable.

3RDEYEGIRL

*

PRINCE

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: