mycrosurcos

JOHN FULLBRIGHT “Songs”: ¿Quién puede asimilar tanta belleza junta?

songs-cover-800

Calificación: * * * *

Sello: Blue Dirt Records

Año: 2014

Hay discos que parece que llevan escritos toda la vida. Son discos que permanecen ocultos hasta que el mecanismo de las canciones perfectas se alinea para que podamos escucharlos. La belleza hay que compartirla, pensarán los alquimistas de la música popular. La tradición, por su parte, dice que si el azar no desata el manifiesto entonces hay que recurrir al cruce de caminos. Sin tener que llegar tan lejos, creemos que el joven que ha hecho este discazo ha sufrido lo que comúnmente se conoce como una evolución lógica y mundana: la explosión del artista en un gran momento.

John Fullbright publicó en el año 2012 una maravillosa aproximación al universo de las canciones sobrecogedoras, “From the ground up“, su primer disco de estudio (tiene uno anterior, grabado en directo, “Live at the Blue Door“), que le situó en un lugar a medio camino entre los nombres (Steve Earle, Randy Newman, Neil Young…) y los adjetivos que siempre rimaban con joven promesa. La sincera propuesta basaba su efectividad en composiciones hermosas y muy cuidadas, canciones trabajadas en el filo de la balada: aquella que se utiliza para sanar, aliviar o hacer compañía. Su apuesta, después de aquel emocionante comienzo, es ahora, en este nuevo álbum, tan colosal que resulta imposible situar las fronteras ente los géneros, los maestros y los adjetivos.

Porque “Songs” va de eso, de canciones. Incómodas por hermosas, nacen, suceden, escuecen, se despliegan, permanecen, sin poder evitar reprimir cada cierto acorde algún suspiro. El repertorio, como un cancionero de leyenda, se asoma sin rubor a la melancolía: la de un Tom Waits cuando se deja al troglodita encerrado en el garaje con una botella de bourbon (“Very first time“). Parecen compuestas más desde la serenidad y la soledad del cuarto que desde un monte pelado, sin tener que salir a aullar en la madrugada. El método de Ron Sexsmith o Ray Lamontagne, por ejemplo. Las turbulencias son las mismas, pero cada uno recurre a su terapia.

John Fullbright no se preocupa en gestionar las emociones, ¿para qué? “Songs” es un disco triste de pop/folk espiritual que cumple con todas sus amenazas: “When you’re here“,”She Knows“, “Write a song” y “All that you know” son artillería pesada. Que no te pillen con la guardia baja. “Keeping hope alive“, “Until you were gone” y “High Road” se estremecen en un tiempo de cosecha. Podríamos pasarnos toda la tarde bebiendo cerveza en el porche, escuchando a Fullbright cantar. “Happy” y “Never cry again” son eficacísimas piezas para dar una tregua. Y “Going home” es pegajosa y juguetona (silbidos, harmónica, toses…).

Nuestro disco bálsamo en lo que va de año.

 

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en septiembre 16, 2014 por en DISCOS: La opinión de mycrosurcos y etiquetada con , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: