mycrosurcos

SHARON JONES & THE DAP-KINGS “Give the people what they want”: Irresistible. Como en los buenos tiempos.

Sharon Jones & The Dap-Kings "Give people what they want

Calificación: * * * 1/2

Sello: Daptone/Resistencia

Año: 2014

Hubo un tiempo extraño, coincidente con la transición hacia la horterada en los ochenta, en que la música soul fue prematuramente jubilada de la sección de novedades en las tiendas de discos. Indignantes recopilatorios navideños, que no respetaban las grabaciones originales (para adaptarse a los “tiempos modernos” muchos de los artistas pasaron por el aro de volver a grabar sus viejos éxitos, quedando éstos a la altura del betún en la comparación), trataban de mantener encendida la llama de un sonido que no casaba, primero con el formato maxi single y sus, muchas veces, injustificadas y larguísimas remezclas, y más tarde con el formato digital que auspiciaba coleccionables de muy baja calidad. Gracias a la estructura circular de la moda y sus consecuencias, en los 90 el soul volvió a obtener el crédito perdido y sus viejas estrellas empezaron a ser cortejadas por las emergentes divinidades del firmamento musical.

De este resurgir paulatino se han beneficiado excelentes cantantes que ahora, después de haber pasado décadas en el olvido o simplemente de haber estado en el límite, a punto de tirar la toalla, tienen la oportunidad de editar bellísimos trabajos en sellos, como Daptone o Truth & Soul Records, cuyo prestigio es precisamente rebuscar entre el olvido esa excelencia.

Sharon Jones, Charles Bradley o Lee Fields han flirteado estos últimos años alternativamente y sin piedad con el alma retro de los más modernos. Ensayando viejos pasos de baile encima de la alfombra roja que les tendió el colosal éxito de “Back to black” (sintomático título) de la malograda Amy Winehouse, han aprovechado esta segunda oportunidad que les brinda la vida para, rodeados de unas bandas estratosféricas (The Dap-Kings, Menahan Street Band y The Expressions), desgastar sus zapatos nuevos.

Esta vez le toca inaugurar el año soul a la de Augusta, Georgia (tierra de James Brown y Otis Redding, sin ir más lejos), con un álbum cuya salida, prevista para el año pasado, hubo que retrasar debido a los problemas de salud de la Señora Jones. De producción impecable (muy malacostumbrados nos tiene el líder de los Dap-Kings, Gabriel Roth, más conocido como Bosco Mann cuando se pone detrás de la consola),”Give the people what they want” arranca con el primer sencillo, “Retreat!“, más peligroso por su cautivador sonido, que se enreda entre atmósferas de película de espías, que por la fiereza habitual. Sin solución de continuidad “Stranger to my happiness” se adentra en las movedizas tierras del soul desaforado, como una locomotora, poniendo en peligro la estabilidad de nuestras caderas durante el resto del viaje que, desgraciadamente, transcurre sin demasiados sobresaltos, por lo menos hasta “Making up and breaking up (and making up and breaking up over again)“, donde volvemos a divertirnos con las curvas y con el paisaje. Por su parte, “People don’t get what they deserve” es la esplendorosa antesala del final de este recorrido por el buen gusto donde el placer que recibimos es igual al deseo de querer que nos plazca.

Mimosa y desgarrada, la portentosa actitud de Sharon Jones nos somete otra vez a la calentura de tener que pasar una (demasiado) breve estancia en este Shangri-La del alma que es “Give the people what they want“.


* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: