mycrosurcos

Los 20 mycrosurcos del 2013: 2ª PARTE y última (del 10 al 1).

10. JIM JAMES “Regions of light and sound of god”

Jim James "Regions of light and sound of god"

Otro disco sin una sola respuesta. La crisis del hombre de mediana edad que en su revoloteo diario tras la pista de la calma, de la cordura, de la felicidad, acaba por componer canciones que, sin pretenderlo, sirven de consuelo a los desorientados. Benditos aquellos que se pierden todo el rato porque luego, cuando encuentren el sendero, sabrán valorar que les guíe a algún destino.

(Reseña de “Regions of light and sound of god” en mycrosurcos)

9. ELVIS COSTELLO and THE ROOTS “Wise up ghost”

Elvis-Costello-and-The-Roots-Wise-Up-Ghost

Elvis Costello se empeña una y otra vez en seguir jugueteando con la música. Su curiosidad va más allá de la fantasía y ya es una constante, en sus últimas propuestas, que se aventure con experiencias improbables que acaban por convertirse en gozosas realidades. No es que sea osado, es que es un crío con una raqueta de tenis por guitarra. Esta vez todo empieza con la tentación de samplear su cancionero con la banda de Filadelfia, The Roots, a base de Hip Hop, soul, jazz, rhythym’n’blues y termina con la profanación de todos esos géneros, hurgando en sus recovecos. A veces cuanto más rocambolesca es la colaboración mayor es la alegría.

(Reseña de “Wise up ghost” en mycrosurcos)

8. JAMES COTTON “Cotton mouth man”

Cotton-Mouth-Man-Cover

De tanto cantar y tocar tan abrasivo, la voz de James Cotton se ha quedado a gemir dentro de su armónica, por eso él ya sólo se expresa en las canciones a través de su instrumento (mucho cuidado con la regalía de “Bonnie Blue“). Enardecidos por lo bien producido que está y lo bien que suena este disco de blues clásico y moderno a la vez, “Cotton mouth man” puede presumir de poner en movimiento todos los trenes, sacar de marcha al ilustrísimo diablo y derretir los hielos de tristeza de las copas. No hay dolores de más sino discos de blues de menos.

(Reseña de “Cotton mouth man” en mycrosurcos)

7. LAURA MVULA “Sing to the moon”

Laura Mvula 'Sing to the Moon' album cover-1740677

Esta británica de 26 años debuta con un disco precioso donde las intenciones se fusionan a la perfección con las buenísimas ideas. Los coros espirituales flotan en una atmósfera de carillones inventados, arpas de cómic y arreglos mágicos de cajitas de música. Los pianos más que en una iglesia suenan en un edén de terciopelo. Las percusiones hipnotizan por su carácter marcial pero de dibujos animados… Todo lo que se escucha en “Sing to the moon” parece que jamás antes lo habíamos escuchado.

(Reseña de “Sing to the moon” en mycrosurcos)

6. NICK CAVE & THE BAD SEEDS “Push the sky away”

Nick Cave & The Bad Seeds "Push the sky away"Nick Cave pretende dar miedo y, a estas alturas, después de todos estos años, lo único que provoca es una insaciable admiración. Es un tipo tan coherente y con un discurso musical tan poderoso que desbarajusta cualquier plan de despellejar, con una crítica rigurosa, alguno de sus últimos trabajos. Su pose oscura y alargada, su malditismo de etiqueta, se acomoda perfectamente a una música terrorífica y desconcertante y a unas letras que, en “Push the sky away” más que nunca, parecen surgir del vigor imaginativo de la escritura automática.

(Reseña de “Push the skay away” en mycrosurcos)

5. ARCADE FIRE “Reflektor”

Arcade-Fire-Reflektor-608x608

Hasta para levantar revuelo hay que tener clase. Arcade Fire prometían importantes novedades en su álbum “Reflektor” y consiguieron alborotar el gallinero con sus sesudas incursiones en la electrónica y el baile. Distantes y canallas, se sacudieron la espesa capa de las expectativas a costa de desviar la atención del voraz continuismo. Casi infalibles, Arcade Fire reclaman su trocito correspondiente en el paraíso de la libertad, a pesar del confort que dan las servidumbres de ese averno tan viciado en el que se instalan los de la primera división. La parcela que Arcade Fire se han construido en “Reflektor“, acabará revalorizándose con los años, ya verán.

(Reseña de “Reflektor” en mycrosurcos)

4. BILL CALLAHAN “Dream river”

bill-callahan-dream-river

De repente, un día, te das cuenta de que vas a la deriva en un río de un sueño que ni siquiera es tuyo. De repente, un día, te das cuenta de que, nada más llegar a cualquier ciudad, sueltas la maleta y te precipitas al abrazo de los bares y sus barras: “Una cerveza. Gracias”. De repente, un día, te das cuenta de que vuelas rapaz asimilando el fracaso y su renacimiento. De repente, un día, te das cuenta de que eres Bill Callahan, conduciendo por una carretera de nieve, añorando una necesaria vulgaridad, la de conservar las cosas hermosas de la vida. De repente, un día, te das cuenta de que no puedes parar de escuchar “Dream River” y que, además, te funciona su terapia.

(Reseña de “Dream River” en mycrosurcos)

3. DAVID BOWIE “The next day”

David Bowie "The next day"

Nos tendió una emboscada a principios de año y ya no quisimos recuperarnos de la alegría, después de la precaución (el anti single “Where are we now?” nos había dejado desarmados), cuando comprobamos que “The next day” era el gran álbum que el Duque nos debía en este siglo. Lejos de meterse en el berenjenal de reinventarse, Bowie decidió sacar una artillería reconocible, cercana al sonido de “Scary Monsters“, con la que había inaugurado la década de los 80, y que a estas alturas, combinada con los surcos del rostro y la fragilidad de la figura, suena a rock’n’roll llamando a las puertas de una fiesta que está empezando a agonizar.

(Reseña de “The next day” en mycrosurcos)

2. PREFAB SPROUT “Crimson / Red”

Crimson_Red

El mundo sería mucho peor si Prefab Sprout no existieran. Gracias a sus canciones podemos sobrellevar e, incluso, combatir no sólo el invierno, sino el desastre. Paddy McAloon, líder y único miembro de la banda, parece tan frágil que no se intuye el poder que tiene su hechizo en nosotros hasta que las melodías dejan de sonar. Ni triste ni feroz, el soñador, el viejo mago, el mejor ladrón de joyas, se atrinchera en Andromeda Heights para destapar los tarros y sus esencias: diez filtros de amor cuyas consecuencias irreparables pretenden conciliar al pacto con el diablo, al rojo con el carmesí y al olvido con la indiferencia.   

(Reseña de “Crimson / Red” en mycrosurcos)

1. RON SEXSMITH “Forever endeavour”

RON SEXSMITH "Forever Endeavour" (2013)

Ron Sexsmith es demasiado mundano para ser una estrella y demasiado especial para hacer discos mediocres. Es un héroe sentimental cuyo disfraz esconde varios secretos: el de la extrema belleza, el de la timidez o el de la romántica melancolía, por decir sólo algunos ejemplos. Es por ello que a veces, sin ganas de ponernos románticos, cuando escuchamos alguno de sus discos, acabamos románticos empedernidos. “Forever endeavour” se olvida de los desafortunados delirios comerciales del anterior, “Long player late bloomer“, y vuelve a recurrir a una producción mucho menos saturada (gracias al buen gusto de Mitchell Froom), más acorde con el valor de las perlas (casi secretas, casi escondidas) que cultiva el canadiense.

(Reseña de “Forever endeavour” en mycrosurcos)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: