mycrosurcos

KIKO VENENO “Sensación térmica”: ¿A quién se lo íbamos a pedir si no?

Sensación térmica

Calificación: * * *

Sello:  DRO/Warner

Año: 2013

Se suponía que teníamos que alegrarnos.

Los que bebemos los vientos por él desde que le vimos disfrazado de entrañable monstruo de Frankenstein en La Bola de Cristal, cantando esa oda flamenco-synth al amor políticamente incorrecto que era “Me siento tan feliz“, no hemos dejado de desear, especialmente tras la revolución del cantecito, que volviera una y otra vez por sus fueros, dejándonos asombrados con su facilidad para las tonadas callejeras a la luz de la luna, las bossa novas encubiertas entre expresiones guapeás y las leyendas veraces del tiempo sobre tipos que, tal vez, no sólo existieron en su imaginación.

Los papeles anunciaron el título a finales de 2012, “Sensación térmica“, y que había sido producido por Raül Fernández “Refree”, lo cual nos llevaba a suponer que el nuevo álbum de Kiko iba a tener cierto toque experimental, al menos en cuanto al sonido y los arreglos. Especulaciones y deseos que se amontonaban entre las traicioneras brumas de las expectativas. Acaso un Kiko distinto, más moderno (?), pero igual de inteligente o más electrónico, quizá.

Una vez desvelado el misterio lo que más nos ha sorprendido ha sido la escasa repercusión crítica (apenas unas cuantas reseñas) que ha tenido el álbum entre la prensa musical española, cuando hace ya más de dos semanas que se puso a la venta. Intimidados por el silencio, dejando a un lado las reverencias, nos enfrentamos mosqueados pues a “Sensación térmica“.

Cierto ardor con tendencia a la consternación nos recorrió por todo el cuerpo tras una primera escucha apresurada. Y aunque en una segunda vuelta salieron a relucir las virtudes del artista, optamos en mycrosurcos por barbechar unos días para sacarle al disco todas las posibilidades.

Igual esto no era un buen vaticinio.

Es Kiko Veneno un tipo fino que come de menú en las tabernas y utiliza sal gorda en las ensaladas. Un diletante soñador que conecta (ha conectado) su rumbita con el barrio a través de la verborrea canalla y la sinceridad. Un especialista en supervivencia que, sin fórmulas secretas, se atreve a plantarle cara a la mala suerte con un ramo de canciones hermosas en una mano y en la otra una guitarra. Su brillantez naive lo mismo le mete un ritmo de locomotora andaluza (era post-AVE) a un clásico de Dylan que banaliza “Palabras para Julia“, adaptado con anterioridad por Paco Ibañez, con su buen veneno y una producción muy de los 80.

Desmigajado y a borbotones, el cancionero de Veneno se ha ido haciendo implacable y fundamental en el devocionario de los grandes compositores de la música en español a raíz de la justicia poética que, a veces, se otorga a las obras magnas pero incomprendidas por adelantadas a su tiempo (como ocurrió con el mítico “Veneno” de 1977, debut de Kiko con los hermanos Amador), y a la aparición de ese ángel terrenal de la guarda y del buen gusto llamado Santiago Auserón que con su aquiescencia arrolladora plantó cara al desatino, auspiciando en la sombra el magnífico y visceral “Échate un cantecito“, de 1992. Archiconocida paradoja la del británico Joe Dworniak, productor del mencionado cantecito y del siguiente, “Está muy bien eso del cariño” (1995), que consiguió poner la clase, de la que antes carecían, a la altura de la guasa en los discos de Kiko Veneno.

Orgánicos y desorientados, en medio de esta esquizoide industria musical española que, o te atrapa en su red para que no puedas escapar de sus imposiciones, o te relega a la caverna donde la única opción es aprender a hacer fuego antes de que caiga la noche, retomamos “Sensación térmica” con energías renovables.

Pequeñas y desvalidas, como un pájaro (con guantes) en el cable, las maquetas que Kiko tenía preparadas antes de ponerse a grabar el nuevo álbum se han visto beneficiadas, al calorcillo de la electricidad, del carácter diferenciador que sólo un músico y productor como “Refree” puede aportar. El resultado es, cuando menos, revelador y las canciones, en general, han quedado bastante pintureras aunque un pelín esquivas. Ya no se enredan los estribillos en el alma como antaño. Tampoco sangramos un río cuando nos pinchan. Y ya no hace tanto calor. La serenidad nos cosquillea tanto como el desgarro y, haciendo balance, preferimos un superhéroe con sus lorcitas y medio acabado a un gurú con túnica y sagrado.

Abundan en exceso los ni fu ni fa sin contemplaciones, lo cual genera dudas, claro. Y echamos de menos más baladones en plan “Reír y llorar“, por ejemplo (¡qué pesados con el cantecito!): “Sólo con palabras“, como ella no hay dos. Y, aunque sea por fardar de Veneno, a él sí le podemos pedir mucho más (¿quiénes somos nosotros para pedir algo a alguien? o …)

Los planetas” es una canción imprevista de largo recorrido con una grandiosa letra. Controvertida y social, “Mala suerte” se dispersa tanto que acaba resultando huraña, psicodélica, sucia y apabullante. Vamos, puro rock’n’rollY a “Babú“, que es buenísima, no le terminan de sentar del todo bien las peripecias que suenan a su alrededor.

Namasté” casi casi justifica por sí sola todo el álbum pero, y que esto quede entre nosotros, ¿es suficiente?

Kiko, pensábamos morir en brazos de tu YO pirata y al final simplemente nos hemos desmayado en brazos de tu YO marinero.

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

2 comentarios el “KIKO VENENO “Sensación térmica”: ¿A quién se lo íbamos a pedir si no?

  1. Luis
    febrero 14, 2014

    Gran crítica, que comparto al cien por cien. Tras varios meses de escucha esporádica, las preferencias se van decantando y, al final, se queda uno con lo mejor: Namasté, Los Planetas, Sensación Térmica… y hasta Mala Suerte. El resto merece la consideración que siempre merecen los gestos valientes, arriesgados. ¿O acaso no llegaríamos a aburrirnos de escuchar siempre el “cantecito”…?

    • mycrosurcos
      febrero 15, 2014

      Pues sí, Luis, que vivan los valientes. Hay que arriesgar, hay que jugársela, hay que fallar… para, al final, volver a hacer lo mejor que sabías. Estoy seguro que a Veneno le quedan todavía muchos Lobos López!!

      Gracias por tu comentario, mycrosurquero!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: