mycrosurcos

YO LA TENGO “Fade”: Menos etiquetas que adjetivos.

YO LA TENGO Fade (2013)

Calificación: * * * 1/2

Sello: Matador/Popstock

Año: 2013

Sin ser un gran fanático del indie-rock norteamericano, reconozco que Yo la Tengo, abanderados de dicha etiqueta y de otras muchas (dream pop, rock experimental…), son un grupo importante, con muy buenas canciones y excelentes discos. Capaces de sacarle los colores a la independencia más plomiza e injustificada, me enganchan, sobre todo, cuando se liberan de prejuicios y hacen hermosas melodías folk con ruiditos, pero pocos (aquí en “I’ll be around“), o se dejan llevar por ese pop-funk universitario, primitivo y bailongo que tan bien les había salido en algunas canciones de su anterior “Popular songs“, de 2009 (aquí apenas frecuentado).

Aparentemente sin grandes alardes, el sonido de Yo la Tengo se ha convertido en una referencia. Inteligentes, sensibles y molestos, sus atmósferas han permanecido, para copiarse, en el subconsciente colectivo de tantísimas bandas americanas o no. Sin apenas salirse del camino trazado, han ido construyendo una carrera tan coherente como innovadora (la mejor de sus virtudes) que, desde mediados de los 80, les ha proporcionado prestigio y un inconmensurable séquito de partidarios. Si acaso en “Fade“, el cambio de productor (tras 20 años con Roger Moutenot fichan al Tortoise, John McEntire) ha traído consigo una selección musical más lineal (y conservadora) en detrimento del eclecticismo folk-rock (sin tanto noise y experimental) al que parecían tener querencia en sus últimas grabaciones.

Aquejado de cierta tristura, “Fade“, sin embargo, arranca potente (y engañoso) con “Ohm“, una canción guitarrera y festiva, casi pastoral; y termina majestuoso, entre cuerdas y vientos, con “Before we run“, un hermoso tema, que aprovecha el perfil más Nico de la voz de Georgia Hubley.

Entremedias, “Fade” se va desmoronando hasta la contemplación: “Cornelia and Jane“, “Two trains” y “The point of it” aunque lo intenten de mil maneras, no consiguen que alcancemos el éxtasis al disfrutar de un día gris de lluvia. Especialistas en hacer que la decepción no sea un aburrimiento, el trío de New Jersey, esta vez, se excede en serenidad echando en falta alguna que otra macarrada con tendencia a la duración XXL.

En cualquier caso, nos sobran adjetivos para resaltar la belleza de los eficaces arreglos de cuerda de “Is that enough“, y nos falta tiempo para salir a bailar, aunque llueva, aunque haga frío, “Well you better“: contagiados de pop tontorrón y felicidad. Fieles a su minimalismo machacón, “Paddle forward” hace gala de la mítica y la distorsión; mientras que “Stupid things“, con unos pasajes guitarreros muy bonitos, se postula como el temazo con el que engalanar otra posible entrega de sus Prisioneras del amor.

(No te cortes y clickea la portada)

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: