mycrosurcos

THE STAPLE SINGERS: Gospel atmosférico y blueseado.

Elmore James no tiene la culpa de haber sido uno de los padres de la electrificación, de haberle metido “chicha” al blues de Robert Johnson, más bien al contrario: ¿Quién le manda al precoz y genial Robert Johnson hacer el blues del demonio sin esperar a que se inventaran los amplificadores de guitarra?

Bueno, pues Roebuck Staples (“Pops” para los buenos mycrosurqueros), tampoco la tiene de haber electrificado la música afroamericana (el gospel y los espirituales) que se hacía en las iglesias (alcanzando cotas de Nirvana, sobre todo en los años 30), por el mero hecho de amar, a pesar de la perseverante religiosidad de su familia, la mundana y fogosa música blues que hacían sus ídolos Barbecue Bob, Big Bill Broonzy y, sobre todo, Charley Patton.

Charley Patton esperando sentado la revelación del Blues

Charley Patton

“Pops” Staples, patriarca y fundador del grupo familiar The Staple Singers, nació en Winona, Mississippi, en diciembre de 1914 bajo el signo de las canciones de trabajo que amenizaban las duras jornadas en la Plantación Dockery, donde trabajaba recogiendo algodón al salir de la escuela y donde también trabajó Charley Patton. Esa fue su verdadera escuela y su fuente de ingresos para poder ahorrar los 60$ que le costaba una guitarra con la que emular en picnics y bailes locales a los bluesmen del pantano. Obligado por su devoción cristiana, “Pops” abandonó sin abandonar los sonidos del Delta utilizándolos como fondo sonoro en los espirituales, esbozando sus primeros experimentos en 1931 con el cuarteto de gospel, The Golden trumpets, donde cantaba y tocaba la guitarra. Sin embargo, su primera aventura grupal duraría hasta 1935 cuando Los Staples: “Pops”, su mujer Oceola y sus hijos Cleotha y Pervis; se trasladan a vivir a Chicago. Todavía con los posos del blues en las cuerdas, Roebuck se une a los Windy City’s Trumpet  Jubilees de Chicago en 1936. Es en este tiempo, The Staple Singers en Vee-Jayen el que además llegan dos nuevos miembros a la familia, Yvonne y Mavis, cuando“Pops” se pasa las tardes (Oceola, la madre, estaba trabajando) con sus hijos sentados en corro en la 506 East 33rd Street, coreando en plan gospel las canciones tradicionales que éste les enseñaba. Lo que en un principio, aprovechando el fervor religioso, parecía mero entretenimiento doméstico se acaba convirtiendo también en negocio y exposición y Los Staples empiezan a salir para mostrar sus habilidades vocales en iglesias, programas de radio locales y fiestas varias. El punto de inflexión es la actuación en 1948 de Los Staples (que se quitarían la “s” final del apellido para el nombre artístico) en la iglesia Mount Zion, de la congregación del Reverendo Chester Staples, hermano de Roebuck “Pops”, con la pequeña y prodigiosa Mavis, de tan sólo 9 años, destacando ya por encima de sus hermanos, Cleotha y Pervis (Yvonne intermitentemente salía con la familia a cantar). Un acicate para posteriores actuaciones en otras iglesias, en otras congregaciones.

Un inciso:

Veamos, las malas lenguas, materializadas en sesudos informes blueseros, han llegado a poner en tela de juicio que el señor Roebuck “Pops” Staples, sin la participación divina de sus hijos, hubiera llegado a hacer algo reseñable en el voraz mundo de la música, pactos con el diablo aparte. Eso, en realidad, no podremos llegar a saberlo nunca, pero sí que podemos llegar a saber que sin ese blues (que tanto amaba) de “Pops” la religión de Los Staples hubiera sido mucho más aburrida.

Nacían, por tanto, The Staple Singers. Por un lado de la belleza de la tradición y el folclore y por otro de la fuerza de la música social que anticipaba, a principios de los 50, la lucha a favor de los derechos civiles y contra la segregación racial, cuya apoteosis se produciría más o menos un lustro después. Empezaban a ser conocidos (llegaron a actuar en Nueva Orleans) y reconocidos generando la controversia entre los que defendían el estatismo de los cuartetos (el origen de las formaciones clásicas de gospel) y el sonido de iglesia (“Pops” prefería la guitarra al órgano) y los que veían"Pops", Cleotha, Pervis, Yvonne y Mavis en ellos a unos auténticos revolucionarios, abanderando una mezcla de country, blues y gospel. Si bien es cierto que Blind Willie Johnson, pionero del “Holy blues“, al que habría que dedicar un blog entero para él solo, ya había sentado las bases de esa fusión 20 años antes, con la aparición de The Staple Singers se desataría un vendaval de Ritmo y Blues que no parecía tener fin cuando en 1952 (tras esperar prudentemente a que la niña Mavis cumpliera 12 años) firman su primer contrato discográfico con el sello Royal y lanzan su primer single a 78 rpm incluyendo las canciones “These they are” y “Faith and grace“. En el 54 sacan otro sencillo para Royal, con las canciones “It rained children” y “Won’t you sit down“, que es su mejor carta de presentación para fichar por el sello Vee-Jay. En 1958, Yvonne, la hermana itinerante, entra en escena uniéndose al grupo para sustituir a su hermano Pervis que, después de dos años en el ejército, regresaría a la banda para, definitivamente, dejar el grupo en 1970, siendo sustituido otra vez por su hermana. En Vee-Jay graban sus dos primeros Larga Duración, “Uncloudy day” en 1959 y “Swing low sweet chariot” en 1961. Dos espléndidos retratos del sonido Staple: equilibrado pragmatismo de unas voces celestiales, con especial protagonismo del chorro contralto de Mavis, y una guitarra a lo Patton por parte de “Pops” con premeditado uso del trémolo y economía de florituras blues.

The Staple Singers en los tiempos de EpicEn 1962, en coherencia con su progresión, fichan por el sello de Bill Grauer y Orrin Keepnews especializado en jazz, Riverside Records, con el que acordarían la grabación de cuatro álbumes de temática estrictamente gospel y espiritual. El hecho revolucionario de este periodo es la inclusión de las tonadas Dylanianas en su repertorio, convirtiéndose así en la primera banda afroamericana de la historia de la música en grabar una canción del bardo de Minnesota: “Blowin’ in the wind“, incluida en el disco “This Land” de 1963. Tras este inesperado éxito, Epic Records los ficha en 1965 potenciando su lado más social y político, en coherencia, esta vez, con el signo de los tiempos.

Suben otro escalón hacia la habitación de arriba cuando en 1968 The Staple SingersThe Staple Singers en los 70's fichan por el sello Stax, acercándose cada vez más al dios comercial de la música negra. Ya no hay islas salpicando el océano, ahora todo es mar. Los tiempos de llevarse las manos a la cabeza por las bacanales de estilos han terminado. Es un tiempo de orgías de etiquetas donde el funk, el soul y el rythm’n’blues se hermanan para llevarse a las hermanas “injusticia” y “podredumbre” a la pista de baile el fin de semana. En Stax, Steve Crooper les produce dos Lp’s, “Soul Folk in action” y “We’ll get over“, con Booker T. & The MG’s como banda de acompañamiento. Alcanzan su primer número 1 en 1972 con “I’ll take you there“, una composición de Al Bell que los lleva exultantes (ya sin Pervis) y en plantilla, al mítico concierto Wattstax (El Woodstock afroamericano) en el Coliseo de Los Angeles, en Agosto del 72. Y cuando el sello Stax se va al garete su gran amigo, Curtis Mayfield, los recluta para su sello Curtom proporcionándoles su segundo número 1 con “Let’s do it again” en 1975.

Se ganan un hueco en el Olimpo cuando son invitados a aparecer en la película homenaje a The Band, The Last Waltz (1976) de Scorsese, haciendo una escalofriante versión de “The weight” (Levon Helm que estás en los cielos), con las tres hermanas Staples y “Pops” en formación de cuarteto. Avanzando, sin solución de continuidad, por el Soul más trillado de finales de los 70, comienza un elegante desvanecimiento de su música en los The Staple Singers en la última épocaaños 80, con alguna resurrección pop en forma de éxito moderado (sorprendente versión del “Slippery people” de Talking Heads) y los inevitables reconocimientos varios en los 90 (incluído un premio Grammy para la segunda peripecia de Roebuck en solitario, “Father, father“; y la inclusión de la banda en el Rock and Roll Hall of Fame) hasta el fallecimiento del Patriarca “Pops” en el 2000.

Mavis Staples, que ya había sacado algunos discos en solitario en los setenta (recuperando la “s” final del apellido para la causa), se emancipó con fuerza en los 80 con el single “Love gone bad” de 1985 y un álbum, “Time waits for no-one“, de 1987, que produjo un fan enloquecido y con tacones llamado Príncipe. Este amor de groupie tendría su continuación en la participación de Mavis en la banda sonora de la película “Graffiti Bridge” de 1990 (La canción “Melody cool” es pura fantasía), y en la segunda producción de Prince para el álbum “The Voice” de 1993, en el sello Pasley Park, propiedad del genio de Minneapolis. De madura belleza son los álbumes “We’ll never turn back” de 2007 (producido por Ry Cooder) y “You are not alone” de 2010, producción arrebatada del líder de Wilco, Jeff Tweedy, para la musa de su ciudad (la de ambos), Chicago.

Mavis Staples "We'll never turn back" (2007)                                      Mavis Staples "You are not alone" (2010)

El Reverendo Jesse Jackson hablaba de una combinación de elementos tales como su propia naturaleza, la genética y el entorno que les rodeaba, para explicar las causas del fenómeno Staple Singers. La multitud de influencias, además de la magia, fueron las claves para conseguir ese sonido con mensaje, más allá de la espiritualidad, que hizo de la Familia Staples el paradigma de la banda de los exitazos de Dios en la tierra (God’s greatest hitmakers). Un Gospel de ida y un Blues de vuelta para propagar tanto la palabra de Martin Luther como el sonido del Delta de la guitarra de Charley Patton en la de “Pops”.

Os dejo con la actuación de The Staple Singers en la mítica película “Soul to Soul” (1971), en la que África y America (su música) se encontraban para celebrar el decimocuarto aniversario de la independencia de Ghana. Los Staples interpretan “When we will be paid?y “Are you sure“.

Y mucho cuidado con Mavis que está suelta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: