mycrosurcos

Tributo a Chavela Vargas: Otra vez a llorar por los mismos dolores.

Chavela VargasDe su rasgada se alimenta la canalla y su leyenda de la progresiva decadencia de su voz. Chavela (Isabel Vargas Lizano), llena de paradigmas, no nació mejicana sino costaricense (en 1919), aunque es, ha sido y será, la portaVOZ de un género tan azteca como la ranchera o el corrido y de un destilado de agave azul tan jalisciense como el tequila. A sus diecisiete, sin embargo, se hizo mexicana y desde entonces no ha parado de cantarlo.

Como los gigantes del blues, Chavela aprendió en la escuela de música de la calle donde forjó un estilo pasional y desarraigado que alcanzaría su cenit al unir su talento interpretativo al desangrado de las composiciones de José Alfredo Jiménez. Así, en los 50, se inicia la era a partir de Chavela (a p.Ch.) con sede fundacional en el D.F.

Pionera del minimalismo mariachi, apenas recurría en sus actuaciones a una o dos guitarras (y nada de coros). No quiso cambiarle el género al objeto de deseo, añoranza y desvelo de las masculinas canciones que lloraba, desnudando, con pantalones y sarape, su pasión por las mujeres en un tiempo de hipócrita corrección social. Disparó al aire unas cuantas veces hasta que casi se suicida y destrozó, como no podía ser de otra manera, su belleza con el alcohol que la mantenía viva.

Se retiró al borde del desastre en los setenta y volvió como un icono en los noventa,Chavela Vargas reivindicada por algunos gurús de la cultura popular, con una dolorosa y envejecida voz que hacía que las historias que recitaba parecieran más convincentes de lo que ya parecían. Se apoyó aún más en los silencios y en las producciones pequeñas, aunque a veces hicieran verdaderas barrabasadas con su tremenda inhalación entre frases. Y empezó a morir en (su amado) Madrid un 12 de julio de 2012, antes de mejicanizar su último suspiro hoy 5 de agosto de 2012, año I después de Chavela.

Definitivamente, es un mundo raro.

Un comentario el “Tributo a Chavela Vargas: Otra vez a llorar por los mismos dolores.

  1. Jose
    agosto 5, 2012

    Y nosotros fundando bandas de tequila, desgarro y contrabajo… No fue un día más. No será.
    “Tantas luces que dejaste encendidas, yo no sé cómo voy a apagarlas”.
    Vivamos, cantemos, amemos, suframos, bebamos… con más motivo, con más ganas, con más pasión a partir de hoy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en agosto 5, 2012 por en Homenaje y etiquetada con , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: