mycrosurcos

LEE FIELDS & THE EXPRESSIONS: “Faithful man”: Fe y Resurrección.

Lee Fields "Faithful man"

Calificación: * * * *

Sello: Truth & Soul Records

Año: 2012

Resulta gozoso el caso de los músicos de soul forjados en los 60 a base de sangre de bandas y directo que, sin llegar nunca a alcanzar el éxito deseado, se pasan una temporada en el ostracismo de los pequeños locales americanos, se van convirtiendo en potenciales estrellas desencantadas, posteriormente olvidadas (algunas perdidas para siempre) y, actualmente en su madurez, resucitadas gracias al empuje que está teniendo la música soul en estos últimos años quizá debido en parte al interés de la mercadotecnia existente para que los sellos (en este caso Truth & Soul Records creado en 2004 con base de operaciones en Brooklyn, Nueva York, una de las mecas actuales del deep soul y el funk) que albergan este tipo de música (y que funcionan tan bien en ciertos circuitos) tengan su pequeño nicho de mercado, o simplemente porque las bandas que hacen soul y rythm’n’blues ahora buscan sonar como antes desde la producción: grabación analógica, en directo, en los viejos estudios que todavía perviven o, incluso, reclutando a esa desconocida aristocracia soul, repleta de vocalistas sobrenaturales, de la que hablábamos antes. Algo así como el Buenavista Social Club de la música negra con raíces (afro) americanas.

Figuras como Sharon Jones (con sus electrizantes Dap Kings), estandarte y tendencia que empezó su resurgimiento precisamente haciendo coros en un disco de los Soul Providers, “Soul Tequila” de 1997, y en el que también colaboraba Lee Fields; o Charles Bradley, que la pasada temporada dejó su impronta con el gigantesco “No time for dreaming”; llenan ahora espacios en las revistas musicales, en la sección de novedades discográficas y los carteles, anunciando sus próximos conciertos, engalanan las sucias paredes de nuestras ciudades.

Lee Fields & The Expressions, que ya nos avisaron de su pegada con el álbum “My world” en 2009, lanzan este 2012 un bombazo soul, candidato desde ya mismo a obtener el máximo galardón anual de la discoteca negra de mi cuarto; en plan continuista y sin pretender inventar la rueda, en el que Lee vuelve a presumir de la fiereza de una voz que sin aparente esfuerzo rasga la tela que viste a la diosa Afrodita.

Sin tiempo que perder “Faithful man”, la canción, se abre por el estribillo (con ligeros ecos del “Digan lo que digan” de Manuel Alejandro) y se va desplegando hasta el parón de la guitarra blues que anticipa el grito huracanado de una fe derretida de emoción. El disco, llenito de tiempos medios que nunca se desbocan hacia el funk bailable, se recrea en la liturgia del sentimiento y la añoranza (“Wish you were here”), la sed y las pupilas dilatadas (“It’s all over (but the crying)“) y la pasión y el sentimiento a cántaros (“Still hanging on”), desatando un temporal con tormenta y electricidad en el vendaval “I still got it”.

Música de sudor, sexo y coros de ángeles negras (“Who do you love”) que tiene su vertiente confesional, onanista y seductora en “You’re the right kind of girl” y “Moonlight mile”, alcanzando finalmente el góspel de la apoteosis en “Walk on thru that door”, donde Fields y sus Expresivos sicarios nos retuercen el pescuezo para que recuperemos, si hace falta y aunque nunca la hayamos tenido, la fe (en cualquier cosa).

 

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: