mycrosurcos

LANA DEL REY “Born to die”: Campaña de sugestión.

Calificación: * * 1/2

Sello: Universal

Año: 2012

Me aproximo al primer disco de Lana Del Rey con un buen montón de prejuicios, muchos de ellos auspiciados por la prensa musical que le dio pábulo, sin haber sacado un disco completo todavía y, por qué no decirlo, con bastante curiosidad. Más allá de los singles que llegaban por detrás del personaje, Lana Del Rey se asomaba a la pantalla de nuestros aparatos como ese hype construido y prologado en el 2011 para que tuviera su defenitivo desarrollo (vaya usted a saber si también su fatal desenlace) en el 2012. Nada que ver esta reseña, que quede claro, con el escarnio de la modernez planificada, puesto que, por otra parte, de modernez casi nada.

Born to die” es un disco de pop moderno pero pasado de moda. De hecho, empieza a ser etiquetado como postrip-hop y en la etiqueta ya va implícita la rebaja. Devaluado, en fin, por las expectativas, lo que más sorprende en una primera escucha es la languidez de la voz de la cantante: esa manera arrastrada y aburrida de tirar los textos (a veces recuerda a una Madonna menos pendiente del baile como en “Dark paradise“). Lejos de ser un lastre, Lana saca beneficio a la monotonía que tienen, en líneas generales, todas las canciones, para darle un tono, una forma, al concepto de álbum por encima del de simple contenedor de singles rompedores. Aquí es donde radica, bajo mi punto de vista, la mayor virtud de este “Born to die“… y todo lo contrario.

Porque las canciones (Ay, las canciones): Tras un fallido arranque, vulgar y comedido, “Video games” se erige como la prenda estrella de este H&M musical que destaca por encima del resto de las colecciones. Producida como una eterna introducción de más de 4 minutos que parece que nunca fuera a arrancar, la canción se adapta como unos leggins a la chulería urban que pretende transmitir este nuevo objeto del deseo de las revistas de tendencias. Lo excitante del asunto es que tras “Video games” deviene otra chulada, “Diet mountain dew“, que nos hace vacilar y mantener las esperanzas. Nada más lejos… y estuvo tan cerca. “National anthem” copia el look del “Bitter sweet symphony” de Rolling Stones que a su vez fue sampleada por The Verve en el disco “Urban Hymns” (¿?), para empezar a ponernos la oreja detrás de la mosca. De aquí en adelante, cierto déjà vu de hilo musical se apodera de nuestras ganas y no sólo el espíritu de Madonna ronda los artilugios digitales, sino que el de Kylie, incluso el de M.I.A. (en la estupenda “Lolita“), se pasan a saludar. Destellos de bisutería, por el contrario, nos dejan la muy Bondiana, “Million dollar man” y la pegadiza “This is what makes us girls

Por encima de otros, “Born to die” acusa el mal endémico del desmesurado número de canciones. Si le quitamos cinco, no pasa nada. Y, por encima de otras, en “Born to die” destacan la impecable factura general y la tremenda campaña de promoción. O deberíamos decir de sugestión.

Que ustedes lo combinen bien.

* Regular, * * No está mal, * * * Bueno, * * * * Buenísimo, * * * * * Discazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 4, 2012 por en DISCOS: La opinión de mycrosurcos y etiquetada con , , , , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: